Vistabella del Maestrat

Edurne, nuestra corresponsal en la España vaciada

Ayer fuimos a visitar a nuestra compañera Edurne, que se ha trasladado a vivir con su familia a Vistabella del Maestrat, un precioso pueblo en el interior de la provincia de Castellón, lindando al norte con la comarca del Alt Maestrat y la provincia de Teruel, a los pies del pico más alto de la provincia y el segundo de la Comunitat Valenciana, el Penyagolosa. Esta localidad es la más alta sobre el nivel del mar de nuestra comunidad y tiene un clima suave en verano y bajas temperaturas en invierno. Aire limpio, cielo azul y un aroma a naturaleza viva, en un hábitat basado en la convivencia y la cercanía de sus 339 habitantes. Forma parte de la comarca castellonense del Alcalatén. Las poblaciones del entorno son de gran belleza y muy cuidadas, conservando su aire medieval como es el caso de Culla, que pudimos visitar brevemente de regreso a València. Os adjuntamos en este enlace unas fotos de Nacho Gimeno que recoge momentos mágicos de este entorno natural.

Su clima, belleza y gastronomía, atraen los visitantes, de los que vimos una buena muestra, dentro de la tranquilidad del entorno. Desde aquí, sin embargo, queremos reivindicar la importancia de considerar a la España rural como algo más que un reclamo turístico, en búsqueda del sosiego del que se carece en las grandes ciudades, y tener en cuenta a sus habitantes, algunos recién llegados para comenzar un nuevo estilo de vida sostenible y más humanizado en un entorno íntimo y familiar que debe ser valorado en sus necesidades. La tecnología está al servicio de todos, así como sus derechos sociales, que reclaman suficientes recursos públicos y una inversión importante de medios para que esto sea posible. El bienestar de esta importante población española repercute directamente en una mejora de la calidad de vida de todos, que hoy vemos como nunca afectada por la masificación poblacional de las grandes urbes que absorben los escasos medios sanitarios o escolares, por poner un par de ejemplos significativos en esta pandemia. La idea es llegar a que la calidad de vida sea buena para todos, desde los pequeños pueblos a las grandes ciudades, que deberían ser menos centralistas y repartir también su población, potenciando valores que favorezcan la sostenibilidad del planeta.

Aplaudimos a los nuevos pioneros de una transformación real de nuestra sociedad que, por primera vez en nuestra historia, constan con un representante en nuestro Parlamento español, con la presencia de Teruel existe que, aunque nacido en un contexto local, sin embargo se está convirtiendo de hecho en un recordatorio de la España vaciada ante el Congreso, brindando lo que puede ser ser una vía indispensable en la transformación hacia un modelo sostenible de nuestras sociedades, más allá de la denuncia de la escasez de recursos.  Un punto de reflexión importante que, sin duda, va a seguir creciendo en los próximos años. En nuestras manos está hacer realidad este sueño de reconquistar una vida casi perdida, a la vez que enriquecida por los medios técnicos que pueden posibilitar, en beneficio para todos, una mejor calidad de vida.

De senderismo por el Penyagolosa

1 comentario en “Vistabella del Maestrat”

Deja un comentario