V de Vendetta

Rodeando el Parlamento

V de Vendetta. Dir. James Mc Teigue (USA, 2006) 132 min.

Aunque ya han pasado algunos años de su estreno, conserva toda su fuerza crítica, y ha sido utlizada por el movimiento Anonymous para sus acciones reivindicativas. Puede que pueda parecer excesivamente teatral, pero sus paralelos con la realidad son demasiado evidentes como para tomárselo a broma. Por supuesto que las críticas lanzadas por parte de los de siempre al uso de la máscara, acusando de cobardes a quienes se escudan en ella, intentan tapar el verdadero mensaje de la unidad del pueblo frente al poder corrupto. En realidad no importan las individualidades y lo que aterra a un Gobierno es que que el pueblo, como una entidad, se revele contra el orden establecido. ¿Les suena de algo? En fin, el que algo teme, algo debe, y hoy por hoy, seguimos teniendo libertad de expresión, a pesar de las leyes mordaza. Cuanta más mordaza, más peligro de rebelión. Eso hoy creo que está claro. En suma, que aunque la peli es para pasar el rato, sirve para refrescar un poco las ideas que tenemos de libertad y de mentiras oficiales. O medias verdades. La famosa transparencia no deja de sorprendernos, cada vez que aparece algo que ocurrió hace años. ¿Y lo que pasa ahora? Yo simpatizo con el movimiento, lo digo así de claro, porque siempre hay que tener una actitud crítica ante la ola de políticos que nos presentan un mundo edulcorado, con sentido común y de centro… si gobiernan ellos, claro. Yo creo que no siempre se puede estar en el centro, y a veces hay que ponerse a un lado u otro. Entre el ser y el no ser no existe término medio, al menos en algunas cosas. No se puede defender la libertad de expresión y luego no dejarte decir lo que piensas. O sí o no. Dicho sea con todo respeto y por respeto a tantas personas anónimas que han muerto por sus ideas de las que a lo mejor ahora mismo nosotros estamos disfrutando. Pero el poder siempre se pone nervioso si hay algo que cambia, y eso no deja de suceder, pues es la esencia de la vida misma.

Reseña, historia y crítica. Trailer.

Una máscara con historia

Deja un comentario