Una historia verdadera

Simplemente magistral

Una historia verdadera. Dir.: David Lynch (USA, F, UK, 1999)

Magnífica y emotiva película que habla del amor fraternal al final de la vida, mezclando sabiduría y sencillez de las pequeñas cosas que nos dan la verdadera felicidad. Un gran director que sale de sus esquemas habituales, para llegar a lo más profundo de nuestros corazones. Muy buenos actores, aunque la mayoría tienen papeles breves,  que dan todavía más brillantez a la estrella principal del film Richard Farnsworth, nominado al óscar por esta película y que falleció un año después a los 80 años. Calificada por muchos como una de las mejores películas de la historia del cine, me ha dejado un sabor dulce, mezcla de admiración, amor incondicional y añoranza por la vida que pasa. A destacar la actuación de Sissy Spacek, en la película hija del actor, que protagoniza un papel extraordinario en su diversidad cognitiva moderada, así como de la música, también nominada al óscar, y parte de la cuidada puesta en escena, como siempre, en un aparente sencillo universo rural. Como su nombre indica, está basada en un hecho real. Ideal para los días de reclusión voluntaria en casa.

Ficha, críticas, opción a compra

Las cosas que de verdad importan

Deja un comentario