Un rayo de luz

Una nueva patronal inclusiva

En medio de tanta negatividad, hoy hemos tenido la agradable sorpresa de tener dos noticias sorprendentemente esperanzadoras:

La primera es que hoy se estrena una nueva organización empresarial, Conpymes, que defiende el capitalismo inclusivo frente al capitalismo clientelar o neoliberal y parte de una plataforma presidida por el empresario aragonés José Luis Roca y el presidente de Pimec, Antoni Cañete, que en los últimos años han conseguido ganar representatividad en Cataluña, contando, además, con el apoyo de organizaciones como la Unión de Asociaciones de Trabajadores y Emprendedores (Uatae) y la Coordinadora de organizaciones de agricultores y ganadores (COAG).

Pero lo que da una la salsa picante al tema es que la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, acude a este acto en calidad de directora de la Cátedra Extraordinaria para la Transformación Social Competitiva, puesto que mantiene en la Universidad Complutense de Madrid y, además, la propia vicepresidenta tercera del Ejecutivo, Yolanda Díaz, es quien inaugura un proyecto que desafía directamente las filosofías que tiene la CEOE. Más información

Desde aquí aplaudimos esta iniciativa realmente progresista que, por primera vez, intenta llevar a la realidad el sueño de una Economía adecuada al Estado social, que solo puede llevarse a cabo con el acuerdo de todos los actores sociales y en donde, evidentemente, los empresarios son la pieza fundamental. Si se comienza de verdad a ver el trabajo no solo como un medio de producción y ganancia para los empresarios, sino como un modo de inclusión de todos los actores de la transformación social, estamos, sin duda, en un camino socialista (en su sentido genuino) de entender la producción y la propiedad dentro de un sistema económico acorde con los nuevos tiempos del derecho.

La segunda noticia es que el Gobierno ha puesto sobre la mesa una propuesta referente a la puesta en marcha de una herencia pública universal para los jóvenes. Uno de los puntos que recoge el Plan España 2050.

La propuesta no ofrece mucho detalle. Consistiría en una cantidad económica que todo joven recibiría al cumplir una determinada edad y que podría utilizar para adquirir una vivienda, montar un negocio o completar la formación. El objetivo que se persigue con este mecanismo es reducir la desigualdad de riqueza que existe por el mero hecho de haber nacido en una familia u otra. Busca igualar las condiciones en materia de patrimonio económico, aunque hay quien lo entiende más como una oportunidad igualitaria en el proceso educativo.

El economista Thomas Piketty ya plantea algo similar en su último libro, Capital e ideología. En este caso lo que defiende es una herencia para los jóvenes equivalente a un 60% del patrimonio medio mundial, o lo que es lo mismo, que a los 25 años cada joven recibiera en su cuenta 120.000 euros que podría usar para comprarse una casa o iniciar un negocio. Es la fórmula que propone este economista para fomentar la distribución de la riqueza y evitar, en el caso de Europa, que el 10% de la población más adinerada siga concentrando el 60% de la riqueza. Más información

Este es un aspecto novedoso que ataca directamente la creciente desigualdad que estamos viviendo en las últimas décadas y que necesita urgentemente medidas que cambien la tendencia. Sin duda habrá que perfilar muchas cosas, entre otras las reformas fiscales que apoyen estas medidas igualitarias y no queden en meros proyectos.

Ambas noticias, son una esperanza en nuestro nuevo mundo acosado por una crisis económica galopante que ha favorecido una brecha social incompatible con nuestra sociedades democráticas e igualitarias. Desde aquí nos felicitamos por ver iniciativas reales por parte de quienes tienen el verdadero poder para hacerlas realidad, con la esperanza de que muy pronto comiencen a notarse sus efectos.

Igualdad real de oportunidades

Deja un comentario