Tierra de ángeles

Tierra de ángeles. Dir.: Key Pollak (Suecia, Dinamarca, 2004) 130 min.

El título de la película en sueco “así como en el cielo”, alude a la conocida frase del Padre Nuestro, “hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”. Aunque ciertamente la cinta tiene referencias religiosas por el contexto en el que se desarrolla, un coro parroquial, no tiene nada que ver con la religión en sí, sino con la redención de la dureza de la vida por medio de la música.

El estrés profesional de un famoso director de orquesta le produce un infarto y decide retirarse a su pueblo natal, reconvirtiendo en vivienda la antigua escuela de su infancia. Allí se reencuentra con el mundo rural de la Suecia profunda, donde tuvo que sufrir acoso escolar por su afición a la música. El hecho de ser un director anima a los componentes del coro parroquial a pedirle que les ayude en sus cantos y poder presentarse a unos festivales típicos de la zona. Esto es ocasión de que veamos las duras vidas de sus compañeros de infancia, ya adultos, los traumas sufridos y los problemas que tienen que soportar por sus cerradas mentalidades. Pero el sentimiento vital de la música del director cambia sus vidas profundamente, curando las heridas que les habían marcado.

Es una dura película que toca con realismo cuestiones como el bullying, la violencia de género, la represión sexual, la falsa moral religiosa, la exclusión de la diversidad y otros temas de igual calibre que se viven de un modo angustioso en una sociedad cerrada. Pero la venida de un nuevo personaje liberado por la música lejos del mundo de la competencia y la fama, lo transforma todo. Es la primera vez que una película me transmite el valor de la música desde el punto de vista de un director que consigue que sus vivencias se encarnen también en los demás, haciendo que la música terapéutica sea el motor de sus vidas y cure los problemas aparentemente secretos de su vida adulta.

Una de las protagonistas es una conocida cantante sueca, Hellen Sjöholm, que se presenta por primera vez en el cine, protagonizando con su canto uno de los momentos mágicos del film. Aunque es una película adecuada para ver precisamente en una época navideña, que invita a la renovación interior, deja un sentimiento agridulce, puesto que no todo acaba como en un cuento, sino con una verdadera reconversión interna, con algunas duras consecuencias.

A pesar de que la acción ocurre en un lugar muy concreto, el mensaje es universal y podría haber sucedido en cualquier pueblo de cualquier parte del mundo y en cualquier época, con unos mismos resultados, puesto que la música no es un privilegio para unos pocos, sino un verdadero patrimonio de la humanidad que puede ser vivida por todos.

Nominada al óscar a la mejor película extranjera, se la hubiera dado sin duda y, excepcionalmente, en YouTube se puede ver completa sin coste alguno. Puede ser un regalo navideño que a algunos les gustará. A mí me encantó.

Ficha y críticas . Ver película completa en YouTube

El poder de la música

Deja un comentario