Sobre ruedas

Todos en pie

El cine social francés se caracteriza por tocar temas la mayor parte de las veces olvidados con un aire positivo y a la vez con un planteamiento de fondo realista que es de difícil equilibrio. La película lo consigue al lograr que, al menos, se nos presente algo de lo que es la vida privada de las personas con diversidad funcional. No todo es tan bello ni predecible, pero es una lectura que también es posible y que no hay que perder en nuestra perspectiva. Las personas con diversidad funcional no solo pueden sobrevivir, sino también construir una vida feliz en igualdad de oportunidades, si es que los demás les ven como sus iguales en la diversidad. Una dosis de mente abierta en medio de una sociedad que intenta, sin conseguirlo, obviar que la realidad es de todos, seamos como seamos, sin un patrón fijo de normalidad. Buenos actores. Bravo.

Ficha y críticas

La igualdad en la diversidad también puede traer la felicidad

Deja un comentario