Pablo VI, el Papa en la tempestad

Un Papa olvidado

Pablo VI, el Papa en la tempestad. Dir.: Fabrizio Costa (Italia, 2008) 180 min.

La Iglesia ha sido un poder importante en el mundo y especialmente en Europa. Pablo VI fue uno de los Papas más importantes en los cambios profundos internos de la Iglesia que se produjeron en el siglo pasado. Recordado por haber llevado a término el Concilio Vaticano II. Ha sido un personaje no querido por muchos que querían conservar el antiguo régimen, y por otros que hubiesen querido cambios más drásticos e inmediatos. La cuestión es que, después de este Papa la Iglesia ya no fue igual y los católicos han sido más libres para elegir sus destinos, seguir o abandonar la fe, seguir como sacerdotes o dejar de serlo, cambiar estilos de vida creyentes, etc. Buen conocedor de aquella época turbulenta de fascismos, hay que reconocer que fue un personaje valiente para enfrentarse a una estructura de milenios y que debió sentirse realmente solo. De hecho, no fue declarado Santo como su antecesor Juan XXIII, o su posterior Juan Pablo II, muy populares, pero que, en el fondo, no hicieron más que populismos, incapaces de profundizar en los verdaderos cambios. En la película se nos ofrece la visión de un hombre muy inteligente, que comprendía el alcance de sus innovaciones y del diálogo aperturista que abrió a todas las religiones y a la sociedad laica. Creo que, sin entrar a juzgar sus personales creencias, ni otras oscuras realidades de la Iglesia, es justo que se reconozca su valor como personaje influyente y su lucha por la paz. Merece la pena verse, también desde el punto de vista laico. La historia es como es, y hay personas que vale la pena recordar.

Ficha y críticas

Algunas cuestiones aún no resueltas

Deja un comentario