Los sonidos del silencio

Empar Juan nos hace llegar esta canción, que fue todo un símbolo en una época en que parecía que comenzaba una nueva vida llena de esperanza y libertad. Y en parte fue así, al menos para unos cuantos. Pero hoy, repasando la historia reciente y mirando al futuro con preocupación, he escuchado con verdadera emoción el sonido de tantas voces que no se escuchan, de tantos sueños que no se cumplen, de la impotencia de muchos y la prepotencia de pocos. Tenemos que renovar nuestros sueños y escuchar de verdad a quienes no tienen voz. Muchos están lejos, pero otros están aquí mismo. Cuando veo a un sintecho escucho sin querer lo que está diciendo y con él la voz de millones de personas. Y me siento enfermo por no poder cambiar nada. Todo está dicho ya, todo está escrito, sabemos las soluciones, pero no somos capaces de reaccionar. Cruzo a la otra acera para no pasar por su lado, cambio de canal porque no quiero verlo.

Creo que es hora de coger la guitarra y empezar a cantar otra vez lo que ya hemos cantado millones de veces. Pero esta vez en serio. ¿Seremos capaces de ser la voz del que clama en el desierto?

Deja un comentario