Legítima defensa

Legítima defensa. Dir.: Francis Ford Coppola (USA, Alemania, 1997) 130 min.

Magnífica película, ya un clásico de la eterna guerra entre la honestidad y la corrupción, que arremete en este caso contra el mundo de las aseguradoras y los letrados judiciales corruptos, entre los que siempre suele haber honrosas excepciones. Con un magnífico elenco de autores en la cumbre de su carrera, nos retrata un mundo harto conocido por todos, puesto que en nada han cambiado los tiempos. El toque elegante de un director de primera convierte una basura en un homenaje a la honestidad, aunque sea por una vez en la vida. El filme conserva toda su frescura y no hay más que cambiar unas circunstancias por otras, unos nombres por otros. Por suerte, siempre nos queda la legítima defensa, que, solo algunas veces, gana.

Ficha y críticas

Algunas veces la honestidad vence a la corrupción

Deja un comentario