Las falsas etiquetas del DSM

Rosa Conca nos hace llegar los resultados de una investigación, que descalifica al DSM como un valor científico. Las etiquetas pueden ser un elemento de exclusión social que habría que poner en duda y enfocar desde otros puntos de vista más cercanos a la realidad.

El estudio ha sido  dirigido por investigadores de la Universidad de Liverpool y coordinado por la Dra. Kate Allsopp. ESta noticia nos confirma en lo mucho que hay que aprender sobre la diversidad cognitiva y sobre la falta de atención social que sufren las personas que lo padecen. Es una reflexión que deberíamos tener más presente, y de la que casi nunca se habla,por el estigma que en muchas ocasiones produce.

Una etiqueta puede suponer un estigma irreparable

2 comentarios en “Las falsas etiquetas del DSM”

  1. La última conclusión que pone, más claro agua: «los diagnósticos nos dicen poco de la persona individual y del tratamiento que necesita» … Hace tiempo una amiga psicóloga me comentó, que existía la propuesta de incluir las rabietas de los niños como una patología también (medicable, claro; como la hiperactividad, etc.). Y lo preocupante que le parecía, pues el número de rabietas y su intensidad, quedaba claramente a criterio de los p/madres … En fin, temazo temazo. Info: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/todos-los-ninos-tienen-un-trastorno-mental

    Responder
  2. Si por tener rabietas hay que medicarse, tendríamos que estar todos tomando pastillas. Es algo natural y sólo podría llegar a constituir un problema si la persona, ya adulta, es incapaz de aceptar la realidad tal y como es y no como a uno le gustaría que fuese. Y si puede hacer algo para cambiarlo, hacerlo. La psicología o l psiquiatría son instrumentos temporales que sólo deberían usarse cuando se llega a un verdadero trastorno de la persona que le impide realizarse como tal. Y los niños son todavía niños, se están haciendo. Hay que ayudarles y no estigmatizarlos.

    Responder

Deja un comentario