La miseria española

Imagen difundida hoy

Niños hacinados durmiendo en el suelo, condiciones “que atentan gravemente contra la dignidad” de los menores, “catástrofe humanitaria”. Son los términos que utiliza un informe de la Consejera de Hacienda de Melilla remitido a la Fiscalía del Menor para denunciar la situación que se vive en el centro de menores La Purísima, según informa Cadena SER. En el informe emitido por TV en la Sexta no solo se veía el hacinamiento, sino las picaduras de insectos en los menores a causa de la falta de higiene

Una realidad que se intenta ocultar y que no es exclusiva de Melilla, sino generalizada en España, según informa UNICEF. Las denuncias son reiteradas y no se puede decir que no se sepa en los ámbitos administrativos y gubernamentales. Damos por hecho que los derechos humanos no se cumplen en el tercer mundo, pero nos olvidamos de que ese mundo está también aquí. Una vergüenza mayor, si cabe, por tratarse de menores. Se denuncia hace tiempo que, en el caso de Melilla, no se utilizan los fondos gubernamentales para subsanar deficiencias. Por tanto, estamos en un caso de corrupción, presumiblemente extensible a otros centros de acogida.

Por otra parte, nos chirría la cuestión de Melilla y Ceuta como un resto colonial, que algunos defienden frente a la cuestión de Gibraltar. A mí me parece que los tres son casos de colonialismo puro y duro en pleno siglo XXI. Pero ese es otro tema, que no quiero que diluya la cuestión que nos trae aquí: si Melilla es España, se están violando los derechos humanos de inmigrantes y menores en nuestro país. Y eso no debe haber Gobierno que lo consienta. Ni españoles tampoco.

Imágenes con cámara oculta difundidas hace un año

Deja un comentario