La Cañada Real

Algunos vecinos de la Zarzuela y el Parlamento viven aquí

La Cañada Real , en pleno corazón de España, se dispone a afrontar la ola de frío sin luz. Pobreza, droga y la delincuencia consecuente se ensañan con unas gentes que han sido excluidas de nuestra sociedad y que, como siempre que viene el frío, se nombran y se le dan unas limosnas.

Particularmente vergonzoso el ejemplo de la capital de España que se pone de modelo para todo cuando es, sin paliativos, la imagen viva de la desigualdad: El Palacio real y el Parlamento son vecinos de la gente más pobre sin que nadie haga nada por acabar con eso. Es solo un ejemplo, pero en España hay muchos barrios así. Y muchos sin techo. Padecen frío, hambre y, sobre todo, abandono. Ellos no pueden solucionar el problema. Ellos lo sufren, aunque algunos traten de, encima, echarles la culpa.

El Estado se ha de hacer cargo de ellos. De sus problemas. ¿Les vacunarán? ¿Les darán casa, colegios, trabajos? ¿Acabarán con el negocio de la droga? Si cultivan marihuana es porque no pueden hacer otra cosa para sobrevivir. Como los animales. Matan para poder vivir. Uno se queda sin palabras.

Desde aquí le pedimos al Ministerio de Asuntos Sociales que acabe de una vez con esta desigualdad. Y que los demás parlamentarios no les pongan trabas. ¿O es que a alguien le gustaría vivir así? Eso es democracia y no los mítines corrosivos que cada día hemos de soportar en los telediarios.

El frio es solo una faceta de la exclusión

1 comentario en «La Cañada Real»

Deja un comentario