Italia pagará 1.200 € a los abuelos por cuidar de sus nietos

Increíble la noticia que a raíz de la pandemia se aplica en Italia y que alcanza también a los tíos/as.

Conociendo un poco el percal, a mí eso me huele un poco a medida oportunista y electoralista, sobre todo cuando vemos lo que les preocupa en Italia el cuidado de los inmigrantes en patera. Porque, puestos a ser sociales, no sólo habría que pagar a los cuidadores familiares de niños o de quien sea, sino que habría que pagar a las amas de casa, a los millones de voluntarios que se mueven por el mundo, y, ya puestos, a los que no tienen nada. Es decir, que alabamos la noticia, pero que la medida es insuficiente si es que de verdad queremos ser justos con nuestra sociedad, empezando por los sanitarios que han dado sus vidas en condiciones de miseria en esta pandemia.
La noticia sorprende, pero al contrario de lo que pueda parecer, más que provocar satisfacción, provoca la insatisfacción y vergüenza de ver, por ejemplo, cómo en España casi se declara otra guerra civil por aprobar un ingreso mínimo vital que provoca risa tonta.

Los abuelos se merecen esa paga y más por todo lo que hacen, pero hay mucha gente que se merece también esa paga y más, empezando por todo trabajador que está cobrando el sueldo mínimo, los que trabajan a jornada incompleta, los que trabajan precario, los que no trabajan por cuidar, los que no tienen trabajo…. En España cobrar 1.200€ al mes es una quimera para la mayoría silenciosa. Porque los que más cacarean, son los que mejores sueldos tienen, empezando por sus señorías, sus ilustrísimas y sus majestades. Sin olvidar a la nobleza, que en España hay mucha, empezando por los títulos de Franco y a la gente guapa, que se mueve por Marbella y las teletontas reality.

Da pena el Estado social de hoy. Es tan enorme la brecha social que cuando vemos una noticia de este tipo nos suena a chiste sin gracia. Lo mismo que cuando leemos la Declaración de los Derechos Humanos, o la Constitución, por ejemplo. Una pena.

Enhorabuena a los abuelos y tíos italianos. A ver si nos dejan inmigrar a unos cuantos para cobrar eso (o más).

Los hay con suerte

Deja un comentario