El vómito de Colón

No se atreven a salir todos juntos en la foto

Lo de hoy es una más de la manipulación vergonzosa de la ultraderecha en la política española. Hoy no han tenido los huevos suficientes como para salir todos juntos, sino que se han preocupado de ir por separado, para no salir en la foto como la otra vez y hacer el paripé de que eso es lo que piensa el pueblo español, y no lo que piensan ELLOS.

Es vomitivo lo que están haciendo cada día, no nos dan respiro. Se han apropiado de la Bandera, de la Constitución, del Rey, del sentido común y de todo lo que representa a la España de hoy. Ellos lo son todo, ellos son el pensamiento único.

Detrás de la enorme bandera de Colón quedan sus corrupciones todavía por juzgar, sus manipulaciones judiciales para que no se les declare culpables por sus muchos delitos de odio, desobediencia, abuso de poder, robo de dinero público, y todo lo imaginable que han hecho y siguen haciendo.

Son una vergüenza para los OTROS españoles que estamos aquí soportando sus insultos y su falta de honestidad. Representan un pasado que nadie quiere volver a vivir de una España ultracatólica, elitista, machista, xenófoba, homófoba y todo lo que conlleva el no respetar la igualdad de oportunidades que todos merecemos por Constitución.

Ya no son ideas políticas. Son expresión de malas voluntades y personas, conciencias entumecidas de silencios y años de abusos institucionales. Ya basta de soportar este desmadre mediático agresivo que nos pone cada día más a unos enfrente de los otros. Ni una muestra de autocrítica y sí mucha prepotencia. Entre ellos se disputan el primer puesto. Pero dan igual los unos que los otros. Son todos lo mismo, una basura.

Si es que queda alguien honesto dentro de alguno de estos partidos nefastos, lo mejor que pueden hacer es dejar de militar en ellos y buscar nuevas alternativas, si no les gusta las que existen ahora. Pero algo se ha de cambiar, porque esto es insoportable.

Dejen en paz a los catalanes, a los inmigrantes, a los que defendemos la libertad sexual, de conciencia, de expresión, la república, el Estado laico, la igualdad de todos ante la ley. Déjennos vivir sin odio.

Ya se han retratado ante toda España y el mundo. Ahora ya no nos pueden engañar más. Ya sabemos quiénes son. Ojalá el pueblo, cuando hable en las urnas, acabe con su arrogancia y apoyen una sociedad más justa, que con ustedes no llegará nunca. Así lo han demostrado siempre, hasta el día de hoy, porque la España que quieren murió hace años, y ustedes son solo un fantasma de lo que una vez fueron, dejando a su paso dolor y muertos.

Han conseguido que nuestros símbolos ya no nos representen a todos

Deja un comentario