El último insulto de los Franco

Uno de los pisitos

La familia Franco no tiene el más mínimo sentido de la dignidad y ha vivido tras la muerte del dictador en la más absoluta impunidad, a costa del patrimonio de los españoles sin el menor recato. Han vivido como miembros de una nobleza que no tiene nada de noble. Es inconcebible que durante tantos años el Estado español no haya acabado con esta injusticia histórica.

Lo último es que la Justicia tumba el recurso de los Franco para recuperar el Pazo de Meirás pero obliga al Estado a pagar por la conservación desde 1975. Es como si a un okupa, le reconocen después de 50 años que ha estado en una casa que no es suya y encima le indemnizan por los gastos. Gastos que en este caso incluyen obras de arte robadas por la Carmen Collares del mismísimo patrimonio nacional.

Una vergüenza no solo por lo que son y significan, sino porque, encima hay jueces que dictan sentencias ideológicas que nada tienen que ver con la justicia ciega. Pero, además, esa familia no se puede considerar que no tiene por qué cargar con los pecados del dictador, sino que, por el contrario, han alardeado de ello y han sido el corazón de asociaciones infames como la Fundación FF o de las ideologías de base de la muy extensa ultraderecha española.

Han sido un verdadero virus en nuestra democracia que estamos aguantando incomprensiblemente tantos años y que algunos aún recordamos en nuestras carnes, como una dictadura que nos traumatizó para toda la vida.

Luego se quejan los de una parte del Gobierno que la otra parte se queje de que no vivimos en una democracia plena. ¿Qué mas quieren? Somos un caso único en el mundo. Acabar con la dictadura significa acabar con su legado y eso aquí no se ha hecho. Y han gastado más millones en mantener a los parásitos franquistas que en cumplir la ley de memoria histórica.

Señor Sánchez, algunos no dormimos tranquilos con Vd. en la Moncloa porque no tiene lo que hay que tener para acabar con este escándalo que insulta una vez más a nuestra inteligencia y a nuestra dignidad. Hágaselo mirar y acabe de una vez con esta pesadilla de terror. Escuche a la otra parte de su Gobierno, que también representa a España.

Lo último

Deja un comentario