Downton Abbey

Arriba y abajo

Serie inglesa de TV (2010-2015). 6 temporadas. 52 episodios. Ambientada en 1912, en una mansión de la campiña inglesa y abarcando un periodo que cubre desde la Primera Guerra Mundial hasta el comienzo de los años 20. Tuvo una secuela en 2019, sin mayor relevancia.

Con las armas típicas del cine británico, humor sutil, diálogos inteligentes, excelente ambientación y extraordinarios paisajes, repasa la vida en una mansión de la nobleza  en todos sus miembros (servidumbre y nobles), de modo que todos son vehículo del mensaje básico de cambio social que se vislumbra a partir de la primera guerra mundial, el comienzo de la vida moderna y tecnológica, haciendo una comparativa con la vida norteamericana más desapegada de las tradiciones británicas. Sus vidas se entremezclan a pesar de que literalmente unos viven arriba y los otros abajo, según su clase social.

Los problemas que se van repasando, desde la guerra, la gripe española, el despertar a los derechos de la mujer y de la clase baja entre otros muchos aspectos, apuntan siempre en la dirección del cambio, sin tener idea de lo que tenía que sobrevenir todavía con la segunda guerra mundial y la revolución industrial. Unos cambios que, de un modo suave pero profundo, van pasando delante de nuestros ojos con fluidez e interés.

Lo que quizá resulta más interesante es que, al acabar de verla con un final feliz en todos los campos, no nos deja indiferentes y nos hace reflexionar sobre lo que de verdad ha cambiado desde entonces hasta nuestros días. Y con sorpresa se puede concluir que, a pesar las distintas formas y circunstancias, no nos diferenciamos tanto y que estamos todavía en un constante proceso de cambio sin concluir. Seguimos con las mismas diferencias de clases, pero quizá con una sociedad menos intimista y relacional, en donde todo se vuelve más anónimo y fugaz, vivido de un modo más superficial, si es que se puede decir así, ante la aparente superficialidad de la antigua nobleza.

Una reflexión, con buenas dosis de humor inglés, sobre la igualdad y la justicia social entre nuevas músicas, modas y costumbres que se renuevan y  que pasan disimuladamente entre los diversos problemas que nos van dibujando planteados por las antiguas costumbres y todavía no del todo resueltos.  Para quienes nos encanta la estética de aquellos felices años 20 es una gozada para la vista, puesto que se mima hasta el mínimo detalle. Muy recomendable. Accesible en Netflix.

Ficha y críticas

Una historia del pasado y del presente

Deja un comentario