Comparte internet con niños sin conexión

Del facebook de Bibliotecario Bibliomarioneta (3.4.20) pego esta imagen, que invita a compartir la conexión wifi con aquellos vecinos que tengan niños y no dispongan de internet en casa:

La idea no está mal: igual que hay quien pone carteles para ayudar a personas mayores con la compra, de este modo hay niños que podrían realizar sus tareas escolares desde casa. Aunque quizás, es mucho suponer que esto baste. ¿Tendrán ordenador, tablet…?¿Podrán ayudarles sus padres a manejarse? Quizás es momento de plantearse, el acceso a internet como una necesidad básica y universal, garantizada de alguna manera (como ya existe en algunos municipios).

También existen voces de alarma, diciendo que puede ser peligroso por cuestiones de seguridad (pero es tan sencillo como dar la clave a esa persona en concreto, ya está). Para el tema de falta de dispositivos, de nuevo hay muchas posibles soluciones. En el AMPA del cole de mi hija, por ejemplo, están barajando la posibilidad de dedicar un presupuesto que ya no se va a usar este año (la «fiesta de las familias» no se celebrará) para ayudar a las familias que necesiten equipamiento, a salvar esta brecha digital.

Tema aparte es qué tipo de enseñanza, nivel de exigencia, etc. es el que se da en esta situación tan excepcional. Y de nuevo, imagino que hay mucha variedad según ciclos, centros, profesores/as y muy distintas posibilidades de acompañar a los/as peques en casa, no sólo académicamente (p.e. si sus padres trabajan, si poseen habilidades digitales…).

Comparto del artículo relacionado de Elvira Lindo, hoy el El País: Niños sin banda ancha.

Tenemos la certeza de que los que más sufrirán este parón serán los niños de nivel económico más bajo. Y yo me pregunto si esta desigualdad no se podría tener en cuenta al calibrar cuánto se puede exigir en una situación insólita. Es lamentable que haya familias que se las apañen con una tablet cedida por Save the Children. No logro entender por qué no simplificar estos días, por qué no dedicar el encierro a crear, jugar, escuchar música, escribir, leer, dibujar, reflexionar. Recordemos nuestra infancia, nuestro sagrado tiempo para fantasear y jugar en solitario. Me escribe Emma Cabal, poeta y profesora: “¿Para qué les sirve en estos momentos hacer un comentario morfosintáctico? Estoy en contacto por correo con los que puedo y nos recomendamos libros, poemas, me escriben sus reflexiones, les pregunto por esos compañeros de los que no sé nada y me cuentan. Importa que estén bien. Importa que todos estén bien”. Es una profesora entregada, excelente.

Y tú, ¿cómo estás viviendo esta situación de «cole en casa» si tienes hijos?¿Y si eres profe?
¿Tienes alguna idea, sugerencia… sobre el tema?

1 comentario en “Comparte internet con niños sin conexión”

  1. Ojalá de esta crisis mundial tenga como consecuencia el acceso universal gratuito a internet, entre otras cosas. Hoy se manifiesta más que nunca como una herramienta imprescindible para el trabajo, la enseñanza y, en suma, para la vida. La nueva vida global que vivimos para siempre. Es sin duda, la hora de muchos cambios.

    Responder

Deja un comentario