3 impotencias

En Afganistán vuelve a ser obligatorio el burka. ¿Qué hacer? ¿Bloqueo internacional? Si así fuera lo pagarían los más débiles. Y habría que bloquear a muchos países por unas razones u otras. Es indignante y uno se siente impotente. Sigue ganando la tiranía teocrática patriarcal, a causa de la inacción del mundo democrático.

En Andalucía la izquierda ha sido incapaz de mantenerse unida. Como en Madrid, como en Castilla y León y como en casi todas las Autonomías. Con traiciones sonadas como la de Íñigo o Teresa, solo se ha conseguido debilitar a la izquierda. A ver lo que hace Yolanda. A ver si su plataforma va a dividir más a la izquierda. Cuando por fin la derecha consiguió que Pablo saliera harto de todo en la política a causa de un asedio sin cuartel, consiguió que tras él se desuniera una izquierda sin líderes claros y unidos. Y uno se siente impotente. Sigue ganando la ultraderecha a causa de la desunión de la izquierda.

En Catalunya se rompe el diálogo por los espionajes. Y uno se siente impotente porque la izquierda catalana no se une a la racionalidad y se lanza a degüello hacia una guerra que no ganará. El Estado ha de ser transparente en este tema y en todos. Siguen ganando los burgueses corrompidos que se envuelven en una estelada que no les representa. Y uno se siente impotente.

Estas cosas son solo tres entre otras que hacen de nuestro día a día un verdadero caos y que nos llevan a la impotencia total. A esperar a ver qué pasa. No valen las palabras ya. Porque solo se insulta y se descalifica. Se acabó la democracia. Lo pagaremos, otra vez, con otra dictadura fascista, monárquica, por supuesto.

No aprendemos nada de la guerra.

Deja un comentario